Curso de Tarot:Leccion 1


Los primeros pasos en el Tarot.

Hace ya más de 20 años, un amigo cercano vio mi afición e interés por el tarot  y  me dijo
¿Cómo es posible que creas  en esas cosas? ¿Qué te van a revelar unos cartoncitos?
 Me reí porque  su respuesta resume bastante bien el punto de vista del sentido común de las la mayoría de personas.


 Yo también tenía algunas  dudas sobre el tarot, así que me pareció que la posición de este amigo era plausible.
Sin embargo también pude verificar que el tarot  puede marcar una verdadera diferencia en la manera de percibir y enfrentar los desafíos de la vida. En esta introducción, voy a tratar de explicar por qué. 



¿Cuál es el origen del Tarot?

El origen del tarot es un misterio. Demás está en creer así nada más acerca de lo que se dice sobre este tema.
Lo que sí sabemos con seguridad y oficialmente por datos históricos es que las cartas  se utilizaron en Italia en el siglo XV como un popular juego de mesa, acaudalados  aficionados a estos juegos encargaron la elaboración de mazos con  cubiertas hermosas, algunos de los cuales han sobrevivido hasta hoy. Los Visconti-Sforza, fue creada en 1450 o poco después, es uno de los primeros y más completos.


Más tarde, en los siglos XVIII y XIX, las cartas del tarot llamaron  la atención a algunos devotos estudiosos del ocultismo.
 Estos caballeros estaban fascinados por el tarot y reconocieron en ellos nexos misteriosos.
Se reveló así una  "verdadera" historia del tarot mediante la conexión de las cartas a algunos  misterios egipcios, la filosofía hermética,  alquimia y hasta  la cábala complicando más aun las cosas.


 
Aunque las raíces del Tarot están en la tradición oculta, el interés por el tarot se ha expandido en las últimas décadas para incluir muchas perspectivas diferentes.
 Se han creado así variados diseños y cubiertas  Hay  americanos, el dragón de hierbas, y las cubiertas japonesas, entre otros.
El tarot sin embargo es  más comúnmente visto como una herramienta para la adivinación.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario